La Mentira, cocina internacional para oír, ver y callar

La Mentira, el último proyecto del exitoso Grupo Mentidero. En medio de este caos y vorágine para el sector de la hostelería, Lara Alonso del Cid y Borja Anabitarte aumentan su más que consabida notoriedad con este bar – restaurante – coctelería canalla en madrileña calle Zurbano.

Un local informal, pero rebosante de glamour. Con una cocina internacional, pero con productos también muy nuestros. Callejera, pero muy elegante. Así es La Mentira… ¡bienvenidos! 

Taquitos La Salvaje

Lara y Borja desprenden pasión por el oficio y las cosas bien hechas. Con grandes dosis de creatividad y una más que dilatada experiencia a sus espaldas, siguen creciendo. La Mentira es su concepto más atrevido hasta la fecha. Entrando por la calle Zurbano, en el número 17 se ubica este rincón lleno de sorpresas, rebelde y con ciertos aires de clandestinidad.

Comenzamos con sus exquisitos taquitos La Salvaje: lubina salvaje al pastor con aguacate, queso y cebolla picante. ¡Explosión de sabor!

Las Dyozas

Además de la selección de tacos como El Corderito (taquito de cordero e ibérico de jabugo con especias marroquíes y mediterráneas con Lemongrass), ofrecen varios platos para compartir Entre amigos, como estas Dyozas. Uno de sus platos más sorprendentes. Gyozas de pato cubiertas con reducción de cocido madrileño. Como ellos mismos dicen: «Vive un viaje express a Pekín desde Madrid».

Tanto en Las Dyozas como en la mayor parte de la carta, se puede disfrutar de una cocina internacional que mezcla los sabores más representativos de América, Europa y Asia.

Bao El Oriental

Carbón y vapor. En la sección de carbón ofrecen pulpo a la brasa o hamburguesa Los Pelayos de solomillos de cerdo ibérico y de ternera con bacon y cheddar, cebolla caramelizada y salsa al estilo Pelayo, entre otros. En cuanto al vapor, imprescindibles sus baos. Este, El Oriental es ya uno de sus best sellers: langostinos tempura con mahonesa de kimchi.

Otras buenas opciones: El Salao, bao de chipirones a la andaluza con mahonesa vittelo; también de pollo crujiente o panceta ibérica lacada.

La Pesadilla

Si eres fan de lo vegetal, no te pierdas La Pesadilla. Con pimientos de padrón, chicharrón de queso, aguacate y salsa de tomates al carbón. El sabor ahumado de la salsa de tomate es de matrícula de honor.

Cuentan con una original carta de vinos, como este albariño La Trucha de Rías Baixas. Si eres más emociones fuertes, puedes optar por uno de sus pícaros cócteles, uno de los atractivos de la propuesta.

El Nido

El Nido es otro must de su carta. Si te gustan los huevos rotos, has de probar esta interpretación que hacen en La Mentira. Tortillas fritas con salsa picantona de tomatillos verdes y huevo a baja temperatura.

Concluimos de la manera más dulce con el milhojas La Mentira. Si eres más de queso… ¡enhorabuena! Cuentan con una excelente tarta horneada de queso. Otras dos buenas opciones: chocolate para los más golosos o tarta de limón.

Milhojas La Mentira

Este nuevo espacio gastronómico clandestino y cosmopolita, se inspira en los años 20. Ha sido diseñado por la decoradora Chesu Puente, y realizado por el equipo Project Work de Pedro Temprano. Nos traslada en el tiempo a una época en las que los excesos solo se daban en locales clandestinos. Lugares en los que la máxima es oír, ver y callar.

Oír, ver y callar…

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*