Colósimo, el triunfo de la cocina de siempre en el Barrio de Salamanca

La cocina de siempre, los platos sencillos, las elaboraciones más clásicas; en definitiva, volver a los orígenes. Mucho se está hablando de todo ello últimamente… El futuro es claro, ¡nos gustan las recetas de toda la vida!

Así, en este dulce momento para la gastronomía tradicional, nace Colósimo. Cocina «a fuego lento»

Ensaladilla rusa

El restaurante convence por su carta, escueta, en la que destacan los platos con ingredientes de temporada y siempre frescos y de primera calidad.

Los clásicos son protagonistas de excepción en su carta. La ensaladilla rusa es uno de sus básicos, acompañada de boquerón y pimientos. 

Toda la oferta gastronómica está disponible tanto en barra como en sala.

Alcachofas… Imprescindibles

Como comentaba con anterioridad, los productos de temporada no faltan en Colósimo. Así, te sugiero que no te pierdas sus exquisitas alcachofas. Suaves, tiernas y que se deshacen en la boca. 

Y es que a pesar de llevar abierto poco más de nueve meses, el restaurante ya es un referente en el madrileño Barrio de Salamanca. Detrás de este proyecto se encuentran los hermanos Ricardo A. y José Manuel Romero. Estos jóvenes gaditanos son unos verdaderos expertos en fondos y guisos tradicionales.

Tortilla Colósimo

Pero, si hay algo por lo que ya son conocidos en toda la ciudad, es por su tortilla. Muchos son los madrileños que se acercan a probarla, incluso a la hora del desayuno. Para más señas (y, como bien se aprecia en la foto) es de las que lleva mucha cebolla. Además los huevos camperos le aportan un magnífico sabor. Poco cuajada y, fundamentalmente, recién hecha.

Los hermanos, Ricardo y José Manuel, cuentan con formación en la gaditana Escuela de Hostelería de Conil. Allí, en la Venta Alegría comenzó todo. Tras la escuela, se metieron en los fogones y comenzaron a acumular experiencias en esta casa de comidas. Su base: mantener las tradiciones y una materia prima de calidad para lograr platos sencillos y llenos de sabor.

Callos con garbanzos

Tras el paso por diferentes restaurantes de reconocido prestigio a nivel nacional, este año deciden abrir su propio negocio, Colósimo. Además de los platos mencionados anteriormente, en este época invernal triunfan con sus elaboraciones de cuchara y sus logrados fondos.

Así, aparte de la ensaladilla, la tortilla, las croquetas de puchero, las verduras con langostinos, los chipirones rellenos o el cochinillo confitado, estos callos con garbanzos superarán las expectativas de los paladares tradicionales más exigentes.

En definitiva, platos sencillos elaborados con mucho mimo, respetando las recetas de siempre. Como ellos mismos rezan: «nosotros volvemos al origen de la cocina, queremos dar de comer rico”.

Te recomiendo que te dejes guiar por el maître y pidas alguna sugerencia del día.

Pescados frescos y suculentos fondos

Casi todos los platos son ideales para compartir. De todas formas, no te pierdas alguna de sus propuestas de carnes y pescados. Sencillos y llenos de sabor.

De esta manera, desde por la mañana hasta por la noche, puedes acercarte a Colósimo y disfrutar de un potente desayuno, un aperitivo ideal,  un almuerzo informal o una cena en un ambiente acogedor y tranquilo. 

Tocino de cielo

En cuanto a sus postres, la especialidad de la casa es el Tocino de cielo. A pesar de lo arriesgado de la propuesta por considerarse demasiado dulce, este clásico es apto para todos, incluso para los menos golosos.

Con una textura suave y muy cremosa, no empalaga. Traerá a la mente del comensal recuerdos de su más tierna infancia.

One Comment

  1. Pingback: Ranking de las 10 mejores tortillas de patata de Madrid

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*