Nakama, los nuevos aires japo caribeños en Chamberí

De Japón al Caribe, pasando por el Mediterráneo… ¡y vuelta a empezar!

Nakama Sushi Bar aterriza en la capital de España para sorprender. Y es que, aunque la fusión está de moda, establecer una conexión gastronómica entre el Caribe y Japón, es una novedad que atrae.

Roberto Martínez y Fernando Pages están detrás de este proyecto que nació con un primer local en Las Rozas y que este año ha abierto en el madrileño Barrio de Chamberí; concretamente en la Calle Sagasta.

Su objetivo es el cuidado de las materias primas y la excelencia. Comenzamos con uno de sus entrantes para compartir fuera de carta: gyozas de Wagyu. Finas, delicadas y con un potente sabor que no te dejará indiferente.

Gyozas de Wagyu

Usuzukuri es uno de esos platos que deberías probar sí o sí en tu próxima visita a Nakama. En realidad usuzukuri se refiere a una técnica japonesa de corte de pescado en finísimas láminas que nos recuerdan al carpaccio. Podría decirse que se trata del sashimi más delicado.

Usuzukuri

Atendiendo a esa fusión que apuntaba anteriormente, el Ceviche Ken San de pez espada ya se ha convertido -por méritos propios- en uno de sus clásicos básicos.

Ceviche Ken San de pez espada

Son, de todas formas, los suculentos nigiris los que mayor número de alabanzas reciben. A continuación te muestro los tres que hemos probado y que son solo un ejemplo de su variada oferta:

Nigiri de hachimi con trufa
Nigiri de toro
Nigiri de huevo de codorniz con trufa

«Solo en Nakama». Así reza el título de la selección de elaboraciones que solo encontrarás en este Sushi Bar. Una de ellas es este rollo de anguila templada con aguacate y topping de salmón teriyaki flambeado y spicy mayo. Su nombre, Elvis. Explosión de sabor…

Rollo con anguila templada y topping de salmón

Otro rollo muy recomendable es el que lleva por nombre Yohan. Langostino tempura, surimi y aguacate, topping especial y atún flambeado. El flambeado lo realiza el camarero una vez que el plato llega a la mesa, delante del comensal. Una decisión muy acertada.

Rollo Yohan «solo en Nakama»

Como colofón a esta experiencia «Nakama, amigo, casi familia», te sugiero que pruebes alguno de sus helados. En la imagen, de wasabi, jengibre y matcha. Muy logrados los tres aunque, sin lugar a dudas mi absoluto favorito es el de té matcha.

Helados de wasabi, jengribre y matcha

Además, cuentan con una buena oferta de vinos y una cuidada selección de cócteles, creados por Sergio Bermejo, ganador del campeonato nacional Negroni Essence 2016 y del primer premio del concurso Ideal Cocktail Bar 2018. En ellos encontrarás sake, whisky o ginebras japonesas, entre otros.

En definitiva, todo lo necesario para gozar de una experiencia «Nakama», que su significado más acertado sería algo así como decirle a alguien que le quieres, de una manera no romántica. Así pues, un local para disfrutar de buena compañía y una sobremesa en la que el tiempo se detenga. Ellos lo denominan «Time Stopping Food»

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*