El 34, novísima propuesta de pintxos 5* (y mucho más) en el Hotel CoolRooms Atocha

En la Calle Atocha, en pleno corazón de la capital, ha abierto sus puertas el Hotel CoolRooms, con tan solo 37 habitaciones y una exclusividad total en su establecimiento 5*. Y así, el chef Joseba Guijarro ha contribuido a crear el combo perfecto con su propuesta culinaria en El 34 Restaurante.

Se accede por una puerta adyacente a la entrada del hotel y se caracteriza por su estudiada oferta gastronómica. El chef, con una estrella Michelin en su restaurante Casa Lita de Santander, une el producto de mayor calidad con algunas de las elaboraciones más castizas.

Puedes optar tanto por unos exquisitos pinchos en la barra como por compartir alguna de sus cuidadas raciones o decantarte directamente por alguno de sus platos de carta.

Como buena leonesa, especial ilusión me ha hecho encontrarme entre sus propuestas un plato llamado «Sabores del Esla». Se trata de cecina de buey de la zona del Esla, en León. Para disfrutar sola, con tostas crujientes de pan o incluso una de sus mantequillas. La de piquillo está especialmente buena.

Cecina de buey del Esla, León

Tras el aperitivo de la cecina, comenzamos con uno de los imprescindibles del local: la original de El 34. Llaman así a su ensaladilla rusa, que acompañan de langostinos, piparras y caviar de trucha. Sin duda, se cuela en el ranking de las ensaladillas más recomendables de la capital.

La original de El 34

No nos engañemos. La propuesta de El 34 es de lo más arriesgada. Y, ¿por qué? Pues porque incluye un buen número de platos tradicionales de nuestra gastronomía, entre los que es muy fácil equivocarse o, al menos, muy difícil destacar. Sin embargo, solo podemos que felicitar a Joseba Guijarro y a todo el equipo del restaurante El 34 porque la apuesta ha sido ganadora. Estas croquetas cremosas con virutas, que han llamado Clásicas de Ibérico, son otro éxito absoluto, al igual que la ensaladilla. ¡Enhorabuena!

Clásicas de Ibérico

Pero esto no ha hecho más que comenzar. Como decía anteriormente, son varias las opciones que tienes para gozar de la gastronomía del norte que nos hace llegar de la forma más castiza el chef Guijarro. Las tapas de la barra (no te pierdas su aclamada Revolución del torrezno) o la tortilla de patata, que destacan entre su amplia oferta.

Nosotr@s hoy nos sentamos en una de sus mesas a dos niveles y continuamos con otro plato tan del norte como madrileño. Las rabas de calamar son una exquisitez en Cantabria y en el País Vasco, pero es que, como bien es sabido, el bocadillo de calamares es un clásico en Madrid, así que este producto no podía faltar en El 34. Nos encanta el nombre: Chulapas de calamar o rabas de calamar rebozadas a la madrileña.

Chulapas de calamar

El disfrute gastronómico sigue in crescendo y ahora te quiero hablar de otro must de su carta: el Kraken manchego. Se trata de pulpo braseado con alioli de mango y parmentier de Manchego. ¡No-te-lo-pier-das! Un punto superior en la cocción del pulpo sumado a la explosión de sabor que supone la mezcla del alioli de mango con la patata y el queso Manchego… Chapeau!

Kraken Manchego

Y, como colofón, déjame decirte que la suavidad y sutileza de la pasta del ravioli con el que elaboran esta pasta con rabo de toro, es un auténtico deleite. Suave, como digo, la pasta; tierna la carne. Y para redondear, una salsa sublime. Este ravioli de toro sube puestos y se encarama en lo alto de la lista como un imprescindible.

Ravioli de rabo de toro 

Ahora sí, mide tus fuerzas porque has de dejar sitio para el postre. Cuentan con una buena selección de vinos dulces que maridan a las mil maravillas con las exquisiteces de chocolate que no has de perderte o la cremosa de pasiego. La versión cántabra de la tarta de queso es otra de las señas de identidad de la casa. ¡Que aproveche, chulap@s!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*