Dingo, el «All Day Dining» muy neoyorkino en el madrileño barrio de Salamanca

Dingo surgió en el madrileño barrio de Salamanca como un restaurante de cocina americana puro y duro. Sin embargo, en los últimos tiempos ha evolucionado hacia una cocina en la que tanto las elaboraciones más mediterráneas como las internacionales, tienen espacio en su carta. Ello gracias al buen hacer en la cocina del chef José Sacristán.

De hecho, podrás encontrar todo tipo de elaboraciones, desde pequeñas propuestas para picar como las originales croquetas de pulled pork o la ensaladilla. También entrantes para compartir, ensaladas, platos de cuchara, huevos, sándwiches y, cómo no, hamburguesas y platos al grill de carbón.

Comenzamos probando su grill con una suculenta parrillada de verduras: cebolla morada, calabacín, berenjena, tomate cherry, pimiento rojo, pimiento de patrón y espárragos verdes. Todo ello acompañado de salsa romesco. ¡Excelente calidad de producto e inmejorable punto de las verduras!

Parrillada de verduras

Y es que, como decía anteriormente, uno de los puntos fuertes de Dingo es su grill con carbón de encina. Así, nos decidimos por uno de sus platos ideales para compartir: el pulpo al carbón con puré de patata y cebolla morada encurtida. Cierto que la pata de pulpo está muy de moda y se puede encontrar en las cartas de diversos restaurantes en la capital, pero, desde luego, esta de Dingo merece mucho la pena.

¡Ojo! Si eres más de carne, no te pierdas las costillas y rib-eyes. En el grill de carbón quedan espectaculares.

Pulpo al carbón

Respecto a las hamburguesas, una de las más famosas y que nos comentan que más suelen pedir es la Café de París y la de cabra. Como no solo de hamburguesas vive el hombre, las propuestas de huevos son otro éxito en este dining. Destacan los rotos con paletilla ibérica y los Benedictine.  

Si lo tuyo es la cuchara, estás de enhorabuena porque ofrecen un plato de puchero que varía cada día.

Sin embargo, nosotros en esta ocasión nos decantamos por probar algo menos típico en el restaurante. Queríamos variar y degustar uno de los pescados al grill, en vez de las consabidas carnes. La merluza de pincho con verduras y parmentier trufado ha sido un auténtico acierto. Fresquísima, suave y con un sabor extraordinario que le otorga el cocinado al grill.

Merluza de pincho

Dingo dispone tres espacios bien diferenciados: una zona de barra y terraza a la entrada, el salón comedor principal y la planta baja con un reservado dedicado a celebraciones y eventos.

La decoración de estilo industrial y una más que cuidada iluminación, hará que te traslades por un momento al Soho neoyorkino.

Detalle de la sala principal y barra

Si en los principales decidimos probar el pescado en lugar de sus famosas y alabadas carnes, en el caso del postre no hemos podido resistirnos y optamos por la clásica tarta de queso. ¡Aviso para navegantes! Es… altamente adictiva.

Todos los postres son caseros. Además de la excelsa cheesecake, también goza de gran fama su cookie de vainilla.

Cheesecake

Desde la hora del desayuno, pasando por un aperitivo, almuerzo de trabajo, merienda con amig@s, afterwork, una cena romántica o, por qué no, una copa o cocktail para terminar el día. Todo ello es posible en Dingo.

Welcome… 

Detalle de la terraza de entrada y sala

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*