Tabladillo y Huerta de Carabaña. El combo perfecto de cochinillo y verduras

Nunca fue más acertado aquello de que los polos opuestos se atraen…

Y es que en Huerta de Carabaña, una de las mecas por excelencia de las verduras en la capital, hemos podido degustar algunos de los productos de la sublime casa segoviana Tabladillo; entre ellos su excelso cochinillo «Al horno y punto».

Porque, no nos llevemos a engaños… La Huerta de Carabaña es un templo de los vegetales, pero su carta no se reduce, para nada, a la cocina vegetariana.

Llegamos a Lagasca, 32, en pleno Barrio de Salamanca madrileño y entramos en un rincón cuidado al detalle, coqueto, elegante y con sello Pepe Leal en su interiorismo.

Comenzamos con unas croquetas dignas de cualquier ranking croquetero. Tamaño medio, bechamel cremosa sin llegar a ser fluida y dorado perfecto de la fritura.

Croquetas Huerta de Carabaña

Tras el buen comienzo, llega una de las novedades con las que Tabladillo nos deleita esta temporada: el paté de cochinillo dentro de su nueva marca La Quinta de Tabladillo. Es suave y sabroso a partes iguales; hará las delicias de todos los comensales, incluso de los foodies más exigentes.

A pesar de lo sorprendente que pueda parecer, este paté gourmet es delicado y con una intensidad perfecta. Ideal para preparar unos entrantes o aperitivo estos días festivos.

Paté de cochinillo La Quinta de Tabladillo

En La Huerta de Carabaña encontrarás las verduras que la familia Cabrera cultiva en sus tierras, ubicadas en la localidad del mismo nombre y a orillas del río Tajuña.

Productos de temporada, de calidad suprema y tratados con todo el mimo posible. Así son las verduras que vas a encontrar en el restaurante. En mi opinión, solo estos guisantes ya son merecedores de una visita al local. De tamaño medio, llenos de sabor, color intenso, crujiente al primer mordisco y con una textura tierna, pero consistente.

Guisantes Huerta de Carabaña

Pero si hay un plato de reconocido prestigio en la casa, ese es su brócoli. Eso sí, muy especial. Un brillante trampantojo, que engañará a simple vista a nuestro ojo confundiendo una clásica carbonara de pasta con estos tallos de brócoli hervidos y cortados con mandolina. Se acompañan de la mítica salsa italiana y coronan con la flor de brócoli por encima.

Lo más llamativo del plato es el juego de la creatividad; arriesgando con el tallo del brócoli, que inicialmente puede considerarse un producto poco fino o atractivo. Y, justamente, he ahí la clave el éxito.

Carbonara de brócoli

¡Ahora sí! Llegamos al culmen de un almuerzo superior conociendo uno de los productos estrella de la firma Tabladillo: su cochinillo «Al horno y punto».

Ellos lo definen divinamente. Y es que con este producto tienes «el sabor de la tradición en tu casa». La familia De María va por la tercera generación dedicándose al arte del cochinillo desde la localidad segoviana del mismo nombre, Tabladillo.

Y es en esas tierras castellanas donde se cría el cochinillo, obviamente solo con leche materna. Ello le otorga una textura maravillosa. Es tierno y jugoso al extremo.

La familia Tabladillo ha ido un punto más allá, haciéndonos la vida un poquito más fácil con su cochinillo «Al horno y punto». Se trata de tener la posibilidad de gozar de su exquisito cochinillo en casa de la manera más fácil y limpia posible. Ello sin perder un ápice de frescura y naturalidad.

El cochinillo fresco está empaquetado en su bolsa. Para cocinarlo solo hemos de precalentar el horno y dejar el producto a temperatura ambiente. Posteriormente colocamos la bolsa sobre la rejilla durante dos horas ( con la piel o corteza hacia arriba). Pasado ese tiempo, sacamos la pieza del horno, pinchamos la bolsa para que salga el vapor y… voilà! Nuestro delicioso e increíblemente crujiente y dorado cochinillo está listo para servir y degustar.

Hoy hemos entrado «hasta la cocina» (nunca mejor dicho) y comprobado de la mano del chef de Huerta de Carabaña,  Ricardo Álvarez, la sencillez de la elaboración. Maravillosa opción para llevar a la mesa un plato delicioso… ¡sin manchar ni una gota nuestro horno! Enhorabuena, Tabladillo.

Pincha AQUÍ para comprar el cochinillo online

Cochinillo «Al horno y punto» de Tabladillo

Ponemos punto y a parte a esta experiencia gastronómica de nivel con un postre de tarta fluida de queso con su crumble de galleta y fruta.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*