Bowl Bar «reBowluciona» la gastronomía de la capital

¡Hay que innovar! Lo que puede parecer una obviedad, es el leitmotiv de Gonzalo Hierro, Mario Scheffer y Luis Muñoz de Luna. Tres amigos que, a pesar de su juventud, cuentan con una dilatada experiencia en el mundo de la gastronomía.

Luis Muñoz es el maître, con experiencia en restaurantes como Vertical, Aspen o el Grupo Cuatro Elementos. Mario Scheffer, el chef ejecutivo, fue jefe de cocina en Aire y también ha trabajado en Coque, La Canica y Aspen. Y Gonzalo Hierro, ideólogo, creativo cocinero y asesor gastronómico, también pasó por Aire y KBK Aravaca entre otros.

Así, han abierto en la madrileña Calle Quintana, cerca del majestuoso Templo de Debod, Bowl Bar Spain.

Nos cuentan que la idea surge al ponerse de moda el poke (el famoso plato hawaiano). Se plantearon unir todos los ingredientes y meterlos en un bowl. Y cuando decimos todos los ingredientes, es literal: líquidos, sólidos y además a cualquier hora del día (tanto para desayunos, almuerzos o cenas). Todas sus elaboraciones se sirven en bowls -o boles- que, por cierto, son los recipientes más usados en el mundo.

Entramos en su local y ya intuimos que la experiencia va a ser colosal. Un panel pintado a mano por los artistas Miguel Díaz Belda y Jasmina Kunovac. En él, el objetivo es mostrar su peculiar visión de la «ebowlución» gastronómica desde los orígenes hasta la actualidad.

El interiorismo ha sido pensado por los tres socios, con la idea de transmitir una sensación de cercanía y un concepto muy divertido, creando un local para ir con amigos a tomar un brunch, con compañeros de trabajo a almorzar, con la familia a cenar y, por qué no, uno solo a probar uno de sus saludables desayunos.

Han conseguido un restaurante divertido, actual y acogedor al mismo tiempo. 

«Ebowlución» gastronómica

Comenzamos con uno de los platos más logrados de su carta: el Poke de de la casa. Se trata de una versión del clásico Poké hawaiano (con base de hidrato de carbono, proteína y verduritas) y consta de atún rojo aliñado, dos bolas de arroz de sushi fritas, licuado cítrico de pepino, guacamole y batata D-luxe (que terminan friendo en tempura). Incluso para los menos fans del poké, es un plato muy recomendable. Han logrado una combinación de sabores y texturas de matrícula de honor.

Poké de atún rojo versión Bowl Bar

Continuamos con una de las sorpresas de su carta: «croquetas a nuestra Bowlera».  Presentan las croquetas en bowl ¡literalmente! El ingrediente principal que en este caso es la coliflor va al fondo, seguida de la bechamel y terminan cubriéndola con una mezcla de panes tostados para darle el toque crujiente. Y sí, te vas a comer las croquetas… ¡a cucharadas!

Puedes elegir entre croquetas de puchero con crema de carne, de txangurro con alioli verde o estas de coliflor con crema de queso. Y, si te resulta complicada la elección, siempre te puedes decantar por el trío de croquetas. ¡Y olé!

«Croquetas a nuestra bowlera» de coliflor

En su cocina destacan recetas originales de inspiración internacional con un punto asiático, como el Atún con bambú y setas (de la foto de portada). Una revisión del clásico plato oriental que (te aviso) crea adicción.

¡Ojo! También te sorprenderán con reinterpretaciones de algunos de los platos más clásicos y tradicionales  de nuestra cocina, como una tortilla de patatas. Eso sí, ahora la tortilla se toma con cuchara ¡en un bowl!

Se basan en una cocina «Balanced Food», apta para todas las edades y gustos. Se dirigen a «gente BIP» o “Bowl Important People” 

Que el Ramen está de moda es una realidad. Pero es que este Ramen Ibérico con bolas de carrillera ibérica, torreznos, setas, huevo a baja temperatura y verduras de temporada y un caldo tenseyu ibérico es…¡una locura!.Una auténtica explosión de sabor.

Ramen Ibérico

¡Llegamos a uno de los puntos clave de la experiencia «reBowlucionaria»! Te hablo de sus postres y, en concreto, de la tarta de queso. ¡Imprescindible!

Tarta de queso al horno, has de pedirla con tiempo ya que tarda entre 20 y 30 minutos. Y es que la hacen en el momento, en el propio bol y al horno. Utilizan cuatro tipos de queso y se sirve con las galletas y la mermelada aparte. La parte de la tarta cercana al borde queda con una textura tipo mousse y más cuajada. En el centro, en cambio, es mucho más ligera, casi semilíquida. ¡Un deleite!

Tarta de queso Bowl Bar

Así que, ya sabes, puedes acercarte a desayunar uno sus zumos naturales o smoothie bowl. A tomar un «Bowl Brunch» Americano, Inglés, El de aquí, Francés o Buda&Pest. A comer el «bowl del día», a merendar o cenar alguna de las elaboraciones de su original y creativa carta .

Y siempre con una máxima constante:

“All you need is Bowl”

One Comment

  1. Productos de calidad y precios asequibles.
    Buen ambiente y trato.
    Muy recomendable.
    Sinergia de sabores. Un cóctel equilibrado. Para repetir.
    Cena familiar, degustando:
    – Croquetas a nuestra bowlera de coliflor
    – Ensaladilla de súper gamba
    – Ramen ibérico
    – Atún con bambú y setas
    – Tarta de queso al horno

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*