Level Veggie Bistro y su Menú de Navidad vegano

Cuidarse -afortunadamente- está de moda. Sin embargo, lo saludable no está reñido con lo apetecible.

Y esta es una de las claves de Levél Veggie Bistro: cocina vegana y crudivegana que, para los que estéis menos familiarizados, se trata de aquella en cuya elaboración no se superan los 41ºC

A los mandos se encuentran Fabrizio Gatti y Jùlia Török, veganos convencidos y que trasladan su pasión por los productos frescos y de temporada a diario en su restaurante. Jùlia, en la cocina, lleva a cabo estas elaboraciones complejas que hacen las delicias hasta de los más carnívoros.

El local, cálido, acogedor, amplio y con una magnífica terraza cerrada y climatizada que se puede disfrutar todo el año.

En el interior, nos encanta el jardín vertical, que le da ese punto natural, de frescor y relajante a partes iguales. Por otra parte, un aplauso merece también su iniciativa artística: acogen exposiciones temporales de artistas emergentes. ¡Bravo!

En la carta no faltan algunos de sus clásicos entrantes como son el paté ecológico y el veggie roll. Han incorporado espárragos bistró y una suculenta selección de ensaladas.

Pero yo te quiero hablar de su propuesta navideña: Jùlia ha elaborado un Menú húngaro vegano de Navidad muy especial. Para estas fechas señaladas y hasta el 6 de enero puedes acercarte al restaurante para probar esta magnífica propuesta navideña que… te va a sorprender.

Comenzamos con una copa de cava de bienvenida y, a continuación,  exquisita crema de verduras (calabacín, zanahoria, champiñón,…) con un toque de estragón haciendo honor a los clásicos caldos de la cocina húngara.

El tócsni (parecido al rösti) con salsa fresca, que son medallones horneados y con harina de lino en este caso es el siguiente plato del Menú de Navidad y que da paso al principal: Crêpe Hortobágy, un plato típico navideño de Hungría que Jùlia reinterpreta con harina de trigo sarraceno y rellenos de soja texturizada.

Pero, además de su Menú de Navidad, también continúan ofreciendo estos días su carta habitual.

Muy muy recomendables son sus brochetas de champiñón marinadas en Tamari y Aceite de Oliva Virgen Extra, cocinadas a 41°C durante 2 horas y rellenas con pesto Genovese suavizado con pistachos de Bronte. Una auténtica delicatessen.

Pero, sin pestañear te digo que su lasaña es el buque insignia de la casa. Una persona dedicada exclusivamente en cocina a su elaboración a diario y una reinterpretación de un clásico que convence tanto a veganos como a los más convencidos omnívoros.Finísimas láminas de calabacín, salsa de tomate deshidratado y falsos ricotta y parmesano elaborados con frutos secos y levadura.

Para los paladares más exigentes, el papillot de setas frescas hechas al horno, con salsa cremosa, estragón y un toque de Pernod. Tan bonito, que te dará pena abrir este «paquete regalo»

Si con esto no he logrado aún sorprenderte, déjame que te hable de su sushi. Sí, has leído bien: sushi. Eso sí, ligeramente diferente. ¿Serías capaz de descifrar el ingrediente principal con el que se elaboran los rolls? Venga, te doy una pista: no es arroz…

Los más avispados han acertado. Se trata de ¡coliflor! Y, lo más increíble de todo es que acertarlo al paladar no va a ser tan obvio. El sabor y la textura de la coliflor son muy sutiles y amalgaman a la perfección con las algas, el aguacate y, en algunos casos, el mango. ¡Un verdadero must para los más atrevidos!

Y… hazme un favor. Incluso si no eres goloso,  ¡deja sitio para el postre! La carrot cake lleva hasta 32 ingredientes en su elaboración. Pero es que la tarta de queso (sin queso, obviamente) que ves en la foto lleva 24 horas de trabajo. Una base de higos, nueces de Brasil, coulis de arándanos,…

Ni freidora ni microondas. Fundamentalmente semillas y los frutos secos, que están de seis a doce horas a remojo para activarlos. Luego se trituran y se añaden probióticos.  Alrededor de doce horas hasta su fermentación. Estos son solo algunos de los procesos que se llevan a cabo en sus cocinas a diario y que dan como resultado un excelente paladar y, sobre todo, una alimentación viva.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*