Tolva y Louise lanzan La Pena y La Culpa, dos vinos de emprendizaje femenino y sentimientos

TOLVA Y LOUISE lanzan La Pena y La Culpa, dos referencias en edición limitada que más que vinos, son una declaración de intenciones, una forma divertida y diferente con la que sorprender y disfrutar.
Se trata de la aventura de una bodeguera y una publicista cansadas de tener sobre sus mesas vinos de historias en las que no se ven reflejadas. Un proyecto de emprendizaje femenino en torno al mundo del vino de Rioja Alavesa de la mano de Bodegas MItarte.

LA PENA EDICIÓN LÍMITADA 2020, un blanco de viñedos viejos seleccionados.

La Pena es un vino blanco de viñedos viejos seleccionados de la familia Gil. Una edición limitada de 948 botellas numeradas. Vendimiado y despalillado a mano, fermentado en depósito de baja temperatura para después pasar 14 meses en barricas de roble 80% francés y 20% americano y reposar 6 meses en su botella. Un blanco elaborado con uvas malvasía, garnacha blanca, viura y tempranillo blanco.
Como su propio nombre indica este vino habla de la pena, de una pena profunda que no deja ni salir las lágrimas. “Hemos canalizado en este vino uno de los sentimientos que creemos ha estado presente durante la pandemia, mientras soñábamos con sacar este proyecto adelante.
No se puede tener pena y no hacer nada con ella, no lleva a ningún lado ni al que la siente ni al que la contempla ¿Qué podíamos hacer
mejor que bebérnosla?”.

LA CULPA EDICIÓN LIMITADA 2018, un tempranillo de altura La Culpa es un tempranillo de altura proveniente de los viñedos en las faldas del monte Toloño. Una edición limitada de 985 botellas numeradas. Vendimiado manualmente, macerado en frío y fermentado en sus finas lías. Reposa 5 meses en depósito y 3 meses en botella. Un vino elaborado a base de tempranillo.
“Si algo teníamos claro es que la mayoría de mujeres estamos llenas de culpa, por diversas cuestiones, relacionadas con la crianza, el cuidado de nuestros mayores, nuestra forma física…. ¿Por qué tienen los vinos que seguir hablando del terruño, de la variedad recuperada, de una cosecha específica…? Si a algo contribuye una buena botella de vino es a tener una buena conversación, ¿qué tal si hablamos de lo que verdaderamente importa?” defienden convencidas

SOBRE TOLVA Y LOUISE
Una winemaker y una storyteller que dan forman al proyecto durante la pandemia Judit Gil es winemaker, la tercera generación de la familia Gil Orive quien elabora vinos de Rioja Alavesa en sus bodegas desde hace más de 60 años en tierras de Labastida, una de las zonas con mayor tradición vitivinícola del mundo. En sus propias palabras “Me impacta que mi familia siga sorprendiéndose de que pueda hacer cualquiera de los trabajos de la bodega” ella, junto con María Alfonso responsable del diseño de producto y del storytelling son Tolva & Louise “Llevo años escuchando qué historias queríamos escuchar mujeres como yo, es hora de dar nuestra versión de la copa”

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*